miércoles, noviembre 09, 2005

Marisol y Jose Antonio Roldán:Petición docente

Los hermanos José Antonio y Marisol Roldán son los impulsores de una iniciativa que se realiza bajo el lema “Paraciencia con ciencia”, y tiene el subtitulo “por una formación legislada del Mundo del Misterio y los fenómenos Extraordinarios” (mayúsculas originales)

Se trata de una
petición de firmas a un escrito que posteriormente será remitido al Ministerio de Educación y Ciencia con la intención declarada de provocar un debate en el Congreso de los Diputados para la consideración de lo que el escrito propone. A día de hoy, los firmantes son 393.

Aunque me parece encomiable el deseo de regulación de actividades públicas destinadas a proponer información o conocimientos, la iniciativa, al menos en los términos redactados, me parece poco realista, pretenciosa y profundamente equivocada.

La confusión empieza con el primer párrafo. En él se recoge la esencia de la petición que viene expresada del siguiente modo:

Los abajo firmantes deseamos formalizar nuestra intención y rogarle al Ministerio de Educación y Ciencia la inclusión de la Investigación de Enigmas de la Historia, Misterios de la Paraciencia y fenómenos extraordinarios como Licenciatura independiente de las carreras universitarias ya existentes, o una Formación Profesional cuyos principios básicos tendría que determinar el área encargada del propio Ministerio junto con profesionales docentes de diferentes ciencias aplicables a las pesquisas y recolección de pruebas, derivadas de este tipo de estudio o materia, debido a que los temas que estudia esta rama no tienen cabida en las Licenciaturas presentes en el mapa educativo español.”

¿Investigación de Enigmas de la Historia? ¿Y qué otra cosa hace la disciplina académica llamada Historia que no sea investigar enigmas históricos? La Historia se encarga de desvelar que ocurrió, donde, cuando y con qué protagonistas. Qué es cada objeto del pasado, quién, cómo y cuándo lo construyó en su caso. ¿Qué pretende investigar esa “licenciatura independiente”? ¿Acaso saber si las pirámides de Egipto, por ejemplo, son tumbas reales, artefactos “energéticos” o cualquier otra cosa no es algo que debe hacer la Historia o alguna de sus especialidades? ¿Qué enigma histórico no es “históricamente pertinente” y, por tanto, abordable por la Historia? ¿Qué novedad metodológica pretenden aportar a esa nueva disciplina que, en caso de existir y ser apropiada, no pueda simplemente ser adoptada por la Historia como actividad? ¿Qué materias quieren estudiar que “no tienen cabida en las Licenciaturas presentes en el mapa educativo español.”? Sobre cada objeto, sobre cada hecho histórico propuesto por los “Investigadores de Enigmas Históricos” existe una explicación, aún en forma de hipótesis en el mundo académico, pues resulta evidente que todos ellos son materia de su disciplina. Que los “Investigadores” no estén de acuerdo no puede ni debe solucionarse simplemente anulando el debate. Si alguien dice que un determinado objeto no pudo construirse con una tecnología disponible en determinada época y otros mantienen que si, la solución es el examen de las evidencias, no la creación de una nueva disciplina que recoja cada alternativa. Se trata de resolver enigmas, no de perpetuarlos mediante la legitimación académica “por decreto” de todas las explicaciones. O el objeto está bien adscrito a una cultura y época o no lo está. Pura materia de debate histórico mediante la investigación metodológica histórica. Nada más.

¿Y qué ocurre con “Misterios de la Paraciencia y fenómenos insólitos? Pues más de lo mismo. El problema es la identificación correcta de cada fenómeno o “misterio” y su resolución de manera correcta, conforme a lo que la reflexión epistemológica considera método apropiado para ello. ¿Es un objeto en el cielo una ilusión óptica, un objeto natural, un artefacto terrestre u otra cosa? Lo que se debe hacer es resolver esa cuestión, no habilitar una disciplina que trate cada una de esas alternativas dándolas por buenas. ¿Es válido un rosario de testimonios para apoyar determinada hipótesis o no lo es? Resuélvase esto y no se creen dos mundos académicos paralelos de estudio en el que uno se considera que si y en el otro que no. Es decir, abórdese cada misterio o enigma conforme a la metodología que resulte apropiada, pero no construya una que apoya determinadas interpretaciones en contra de otras. Debe decidirse cuál de esas interpretaciones es correcta mucho antes de suponer que existe un campo nuevo de estudio, porque esto es el resultado de considerar que una de las interpretaciones es la correcta. ¿Se registran voces inexplicables en los aparatos de grabación o son ruidos mal interpretados o voces “naturales” inadvertidas? La solución es resolver esa cuestión, no impulsar una nueva disciplina que asume que son voces inexplicables. Propóngase una metodología o un refinamiento de la existente sobre la base de principios que afecten a la obtención de conocimientos en cada área, no la legitimación política de una conclusión que no puede justificarse de otra manera o por medio del asentimiento basado en convicciones personales.

Por tanto, ante dos interpretaciones de una observación o dos hipótesis que la explican tenemos “buena investigación” frente a “mala investigación”. Conclusiones legítimas frente a otras ilegítimas. Errores o aciertos. Quienes ven refutadas sus interpretaciones e hipótesis deben responder con nuevos y mejores recursos que las apoyen, no solicitar un “permiso” especial para mantener las suyas.

El escrito asegura que de la supuesta marginación de esas disciplinas se derivan dos problemas principales.

Este es el primero de ellos:

Por un lado, al no existir una base docente (para) todos aquellos que se dedica(n) a esta profesión o sus derivados periodísticos, no contemplan (sic) una preparación adecuada y si lo hacen es porque han pasado años ejercitándose en otras materias de cuyos temas sólo hubieran necesitado conocer un quince por ciento. Esta carencia formativa provoca que nuestra profesión, ya no sólo no sea legal ni académica, ni se valore como tal, si no que además resulta una barrera personal para cada uno de nosotros cuando nos disponemos a investigar casos o temas.”

En lo que se refiere a los “derivados periodísticos”, no se acaba de comprender que tipo de base docente distinta de la propiamente periodística puede esperar recibir un periodista. Nadie, que yo sepa, ha considerado necesaria la creación de una licenciatura en deportes para que un periodista pueda informar sobre ello e investigar desde una perspectiva periodística. Ni sobre crímenes para informar sobre sucesos o acometer investigaciones sobre el tema, o de estrategia militar para los corresponsales de guerra. Lo que un periodista debe hacer es informar conforme a los principios de su profesión sea cual sea el tema de su especialidad informativa. Puede imaginarse que algunos periodistas especializados en temáticas especialmente profundas han necesitado pasar “años ejercitándose en otras materias de cuyos temas sólo hubieran necesitado conocer un quince por ciento”, pero eso no ha hecho surgir la necesidad de una licenciatura de periodismo de deportes ni ha motivado escritos a ministro alguno.

¿Y respecto a otros ámbitos de investigación, no cabe decir lo mismo? Si un fenómeno afecta a aspectos propios de la física, es la metodología física la que resulta pertinente, si es la psicológica, será esa especialidad la que deberá estudiarse, etc. Un panorama docente como el que plantea el escrito, es decir una especialidad de “fenómenos extraños” sin más precisión, ante su ambigüedad y la variedad de ámbitos que se ven afectados por la supuesta casuística paranormal, no solo no resolvería en sencillez, sino que resultaría claramente compleja exigiendo mas porcentajes de esas otras “materias”. La especialización que se reclama se volvería imposible dado el vasto panorama que pretende abarcar el “investigador paranormal” Debería ser psicólogo, físico, químico, astrofísico, etc. Es mucho más razonable no intentar hacer encajar lo que no son más que distintas hipótesis sobre distintos ámbitos en un solo cuerpo de estudio y llevar cada uno a su terreno natural.

El segundo problema planteado por los hermanos Roldán es en realidad un conjunto de ellos. El primero, que supuestamente ayudaría a paliar la creación de un par de licenciaturas, es el del desempleo: “creando una posibilidad nueva de formación y trabajo” Aunque no se especifica el mecanismo que llevaría a un resultado semejante, por muy modesto que se pretendiera, parece algo bastante ingenuo. Si esa fuera una solución, bastaría con crear no un par, sino docenas de licenciaturas nuevas a gusto del consumidor para ocupar primero la universidad y luego el mundo laboral con docenas de nuevos empleos. ¿Haciendo qué? ¿Pagados por quién?

El escrito reconoce inmediatamente que ese trabajo ya se realiza, de todos modos. Solo que de manera, digamos, fraudulenta, sin cotizaciones ni obtener beneficios por ello.

De nuevo la pregunta sería qué beneficios esperan conseguir que no se esté consiguiendo ya, quién iba a pagar por el producto de esos trabajos que no lo estuviera pagando ya. Si existe un “producto” distinto al que ya se ofrece en el mundo del entretenimiento, no se sabe donde está ni que se espera conseguir con él. ¿Aportar una solución a un enigma histórico que según la metodología histórica no es ninguna solución, si es que existe ese enigma? ¿”Robar” esa solución a los historiadores y competir con ellos?

La siguiente frase del escrito es esta:

“…representaría un precedente único en todo el mundo, marcando un punto de inflexión favorable a nivel social y educativo, que demostraría que España es un país de avance y de miras hacia el progreso, siempre atento a las vanguardias y nuevas formas de hacer de sus habitantes.”

¿Volver al estudio de la Astrología y otras mancias arcaicas, a la Alquimia, a las afirmaciones sostenidas en la autoridad de su autor o del número de testigos, un avance un progreso? ¿Recuperar metodologías abandonadas por su esterilidad y el nulo sostén epistemológico, vanguardista? ¿No sería mejor que aportaran, caso de tenerlos, datos y evidencias suficientes para cambiar el veredicto histórico y científico sobre esos temas, lo cual abriría nuevos ámbitos de estudio reales, en lugar de instaurar un corpus por decisión política? ¿No es en el terreno académico, antes que en político, donde debe evidenciarse la existencia de un saber marginado?

Señala el escrito de manera algo confusa y con algunas referencias posteriores, que esas medidas combatirían el fraude y calificarían de instrusismo la actividad de determinados sujetos que no se atuvieran a la formación y el futuro código deontológico de la profesión. Me parece de nuevo algo ingenuo. El fraude en Historia, Física, Química, etc., no desaparece por existir un código deontológico, al contrario, consiste en infringirlo. Y el intrusismo no es más que el resultado- cuando no tiene intenciones fraudulentas- de la existencia de aquellos que desde fuera del mundo académico creen poseer claves sobre los ámbitos afectados. Es decir, disidentes que no pueden convencer al mundo académico de que tienen razón. ¿Qué hacemos con ellos? ¿En lugar de exigir que diriman sus diferencias en el seno de esas licenciaturas “parapsicológicas”, les dotamos con otras nuevas en “parapsicología parapsicológica?

El escrito termina, después de alguna consideración como aquella según la cual el “verdadero parapsicólogo” no es quien posee algún tipo de “poder” sino quien lo estudia, y asegurar que los medios son en parte responsables de esta confusión e insistir en alguno de los puntos anteriores.

En mi opinión, este escrito no aclara mucho la cuestión ni constituye una verdadera base para una petición de ese calado, debido a la escasez de argumentación específicamente referida a la necesidad de nuevas licenciaturas. Y aquellos escasamente expuestos lo son de manera confusa y resultan inconsistentes.

19 comentarios:

Mistermaguf dijo...

Había yo leído esto hace algún tiempo, y me había causado mucha gracia.
Yo creo que la cuestión es bastante sencilla: esta gente debería proponer un plan de estudios para cada especialidad misteriológica, y defenderlo académicamente ante el Ministerio de Educación.
El sólo hecho de tratar de hacer esto los haría desistir automáticamente de su absurdo, ya que con sólo tratar de definir el objeto de estudio de cada una de éstas especialidades y ubicarlo en el campo disciplinar que le corresponde, queda claro que no se pretende conocer nada, sino simplemente perpetuar la fantasía y el mito -en el mejor de los casos-, o legitimar socialmente el comercio y el embuste, en el peor.

Saludetes.

Julio dijo...

Si lo tienen muy fácil: Van y le proponen un proyecto a un grupo de investigación de una universidad, (más de uno usa el argumento de autoridad diciendo que profesores o catedráticos universitarios están interesados por tal o cual tema, así que fácil lo tienen)y con ese proyecto se presentan a recibir becas del ministerio para la investigación. Si el proyecto es viable, y no una sarta de chorradas, ahí tienen financiación para la investigación, para realizar tesis doctorales, y alcanzar un conocimiento en el que si se profundiza puede llevar primero a su inclusión dentro de una carrera ya existente, e posteriormente a una licenciatura aparte, en la que ya se sabe qué 15% es el realmente útil.

Que tengan por seguro que el día que suene la flauta y algo tenga visoso de ser cierto, habrá miles de grupos de investigación que se volcarán en ello, y sin haber estudiado la "diplomtura en misterios misteriosos"

Quieren crear una carrera, sin saber qué tienen que estudiar. ¿Qué van a enseñar de las psicofonías? ¿Lo que son, o lo que no son? ¿y de extraterrestres, aprenderan las diferencias entre venusianos y ganimedianos, sin saber si existen siquiera? Si todavía están intentando descubrir que son los orbs con trescientas "teorías" distintas, ¿cómo saben que necesitan mecánica cuántica para estudiarlos?

Macías P. dijo...

Bueno, he enlazado este artículo desde el pitorreo que tuve en su día con la misiva:

http://www.maciaspajas.com/TEXTOS/launiparanormal.html

Sobre la iniciativa, decir que en su día sospeché que lo que se busca es legitimar las extraordinarias afirmaciones de los "magufos" usando para ello la universidad. Se les cae la baba cada vez que ven su nombre asociado a dicha institución. El principio de autoridad funciona muy bién, aunque sea fálaz: "No es que lo diga yo, es que lo ha dicho todo un catedrático en parapsicología".

Pedro Gimeno dijo...

Realmente creo que el trasfondo detrás de la petición es: "Yo de mayor quiero ser investigador paranormal". Es la expresión viva del deseo de convertir en profesión una afición.

Pero yerra el tiro, claro. Las disciplinas necesarias ya existen, como muchos han apuntado ya. Por el contrario, no profundizar en una materia es la forma más fácil de equivocarse por desconocimiento de los detalles sutiles implicados, que se encuentran a menudo en los casos paranormales.

-- Pedro Gimeno

razonesparadudar dijo...

A mi me gustaba más la versión original de la petición. Ésa que iba dirigida al "Sr. Ministra" y que remarcaba la necesidad de que la profesión tuviera una "base odontológica"(sic). Supongo que para llevarse un buen bocado ;-)

razonesparadudar dijo...

Ah, y sobre lo del 15% útil de cada carrera universitaria, supongo que se referirán a ese 15% del tiempo que se pasa fuera de la cafetería en unas habitaciones con bancas y un tío hablando... aulas, creo que las llamaban.

Anónimo dijo...

DEJAD EN PAZ A LAS PERSONAS. INUTILES

Asigan dijo...

Vas mejorando, anónimo, ahora ya añades eso de "inútiles". Venga, un esfuerzo más y hasta puede que te salga un argumento.

Pedro Gimeno dijo...

«Ah, y sobre lo del 15% útil de cada carrera universitaria, supongo que se referirán a ese 15% del tiempo que se pasa fuera de la cafetería»

Yo creía que era para la gente que usa el 15% de su cerebro...

-- Pedro Gimeno

P.D.: Parece que el anónimo ni siquiera ha sido capaz de ser original al escribir ese texto. ¿Será de los que usan el 6%?

Alulim dijo...

Enhorabuena por el artículo, Asigan pero... te me adelantaste. En fin, lo importante es lo que se dice y no quien lo dice :)

En mi crítica a esa campaña, que está ya en la basura :( (la crítica, no la campaña), yo discutía sobre la escasa practicidad de una medida así, con preguntas del tipo ¿alguién pensó en si Benítez, Jimenez o Maussan vendrían a dar clases a nuestras universidades?. Porque para ejercer cátedra en estos asuntos de misterios, una vez regulados, no están capacitados los fontaneros ni los albañiles ni los abogados, sino los que se dedican a ellos.

Por otra parte y ya en tono menos sarcástico, pienso y creo que esta iniciativa no es más que una medida publicitaria para Aluz.

Asigan dijo...

Alulim, creoq ue deberías seguir adelante con el artículo sobre la campaña. Además de aportar más puntos de vista sobre la misma, podría componer un tríptico con este y el de Macias. Si decides hacerlo, enlazaré en este el tuyo y el de Macias.

Espero a saber que decides antes de enlazar el de Macias.

Respecto a las intecniones de la campaña, no sabría decir. Pero me parece que es sincero en su objetivo. Solo que, en mi opinión, muy poco realista e ingenuo.

Anónimo dijo...

A ver si dejas de poner tanta publicidad en esta mierda de blog. Saluditos alternativos.

Tio Petros dijo...

En una edición anterior de este panfletoinfumable, donde ahora pone

"podamos expresarnos como profesión con una base académica, deontológica, ética y profesional propia"

ponía:

"podamos expresarnos como profesión con una base académica, ODONTOLOGICA, ética y profesional propia".

Lo cual da pié a pensar que los dentistas tienen mucho que decir en el mundo paranormal.

Te imaginas, amigo Josué, el nivel de estos dos hermanos que elevan al Ministerio de Educación y Ciencia un documento con una errata de esta magnitud?

En tres palabras: im - presio- nante.

Tlaloc

Anónimo dijo...

No hay que ser tan negativos (que es que destiláis energía negativa, hombre); yo aquí veo una potencialmente importantísima contribución española a la conformación del Espacio Europeo de Educación Superior. ¿Imagináis?; ¿por ejemplo, grado sobre el monstruo del Lago Ness (a cargo de las cátedras de para historia, parabiología y paralelepípedos)?; otro ejemplo: título propio de la Universidad de Villaenteca de la Hambruna sobre cualidades nutricionales y origen histórico (tartesio-atlántido) del gazpacho imantado; etc. etc.

Golem dijo...

Bueno, mi universidad ya ha caido en una trampa parecida. No de parachorradas directamente pero acaba de firmar un convenio con el arzobispado para impartir asignaturas como Cristología o Moral fundamental... El salto de aquí a otras cosas no es grande en el fondo.
Y saludos a todos, caí en este blog hace unos días y como que me gusta.

Anónimo dijo...

Aquellos que critican salen embarrados luego de su propia mierda... ¿quién anda dando no se qué curso de critica a las pseudociencias (en tal caso desprestigiacion) ? tic toc tic toc.... JAJAJA y después criticais cosas como estas... sois tan inutiles

Asigan dijo...

Al final me has convencido, anónimo, es realmente inútil tratar de razonar con seres irracionales como tú. En fin, confiemos en que no todos se empeñen en mostrar con tanto ahínco la absoluta estulticia de la que haces gala.

Anónimo dijo...

Afortunadamente la ciencia y sus disciplinas fueron sacadas de las pseudociencias. De no ser así muchos de vosotros como yo misma seríamos -ologos .
¿de dónde sacáis que somos incultos o no tenemos estudios muchos de los que nos interesamos en encontrar respuesta a lo que la Ciencia margina(no los científicos).

Marisol Roldán
De verdad, nunca lo entenderé, os pasáis la vida quejándoos de que existen fraudes. De que se debe aplicar base multidisciplinar científica, y cuando se intenta luchar por ello, en vez de ayudar, os apoltronáis en falacias filosóficas infumables.
Acusáis de querer publicitar Aluz (cosa que ya hacemos con trabajo diario) como si ganaramos dinero con ello.
Enseñarme los recibos de todo lo que hemos cobrado.
No os diferencíais en absoluto de los freakies del lado magufo.
No queréis avanzar, ni ir a ningún puerto. Peleáis por inercia y morbo.
No os interesa saber la verdad , si es que la hubiera.
Aunque espero equivocarme y ver a muchos de vosotros haciéndo críticas constructivas (porque encima es lo que pedimos, hacer un debate de que esta mal o bien de la iniciativa, contando con todos)
En serio, por que, a estas alturas, ya no me deprimo por nada.
Pero es como si me moviera en un medievo oscurantista entre superticiosos e inquisidores, bandos estancos.
en la vida real, bajar a ella, existimos gente normal.
Y a esas personas nos preocupan las preguntas existenciales, y queremos que se investiguen y estudien. Unas podrán hacerse, otras no.Para ello habrá que estudiar la manera de sentar bases, de ver que se necesita, de aplicar conocimientos ya adquiridos en la base histórica de otras docencias.
Y eso, simplemento eso , es la iniciativa.
Un llamamiento a que se empiece a pensar sobre ello.

saludos

Asigan dijo...

Marisol Roldán:

Afortunadamente la ciencia y sus disciplinas fueron sacadas de las pseudociencias. De no ser así muchos de vosotros como yo misma seríamos -ologos .

No entiendo muy bien esto, pero, en todo caso, las disciplinas científicas no fueron "sacadas" de la Pseudociencia. Una pseudociencia no puede ser tal en tanto no exista una ciencia de referencia y, por tanto, la existencia de esta es necesariamente previa. Las disciplínas científicas nacieron de la aplicación de un método a la investigación, y fueron ciertas creencias las que perduraron a pesar de no superar los nuevos criterios más exigentes.

¿de dónde sacáis que somos incultos o no tenemos estudios muchos de los que nos interesamos en encontrar respuesta a lo que la Ciencia margina(no los científicos).

No sé a qué te refieres, porque no encuentro donde se dice en el texto o en los comentarios que seais incultos o no tengais estudios.

Por otra parte, eso de que la ciencia "margina" requiere que se fundamente. Miles de hipótesis son falsadas a diario y nadie dice que se "marginen". Precisamente esa es una delas críticas a vuestra proposición. Una de tantas. El texto pretende, como haces tú ahora aquí, que lo que no se demuestre sea aceptado por decreto. Esto es directamente absurdo.

De verdad, nunca lo entenderé, os pasáis la vida quejándoos de que existen fraudes. De que se debe aplicar base multidisciplinar científica, y cuando se intenta luchar por ello, en vez de ayudar, os apoltronáis en falacias filosóficas infumables.

Pues resulta muy revelador que asegures que nunca lo entenderás. ¿Crees de verdad que la mera intención de luchar contra el fraude convierte cada medida propuesta para ello en acertada o libre de crítica? Para empezar, no hablas de "aplicar base disciplinar científica", sino de esquivar el veredicto de su aplicación mediante el recurso de crear nuevas licenciaturas que en realidad ignoren el resultado de esa aplicación. Pretendes invadir el ámbito de la Historia creando licenciaturas paralelas que recojanb cada hipótesis. Es como si al existir un veredicto falseador sobre la hipótesis d eque la Dama de Elche es de origen romano, por ejemplo, alguien pidiera que se creara una licenciatura de historia alternativa en la que la Dama de Elche si pudiera ser romana. No pides que se aplique el rigor científico, pides que se suspenda y que se de alas hipótesis incomprobales o falsadas una especie de visa académica oficial. Tal vez la intención sea la de luchar contra el fraude, pero es ilógica y absolutamenbte ineficaz.

Acusáis de querer publicitar Aluz (cosa que ya hacemos con trabajo diario) como si ganaramos dinero con ello.
Enseñarme los recibos de todo lo que hemos cobrado.
No os diferencíais en absoluto de los freakies del lado magufo.
No queréis avanzar, ni ir a ningún puerto. Peleáis por inercia y morbo.
No os interesa saber la verdad , si es que la hubiera.



¿Todos?, ¿todos somos los que acusa mos de eso, todos los que debemos enseñar recibos, todos los que nos parecemos a los frikis? Que curioso, me gustaría saber que pensarías si yo extendiera lo que leo a alguno de esos frikis a tí misma y dijera, al leer algo así y hablando contigo, que todos sois unos frikis.

A mi me trae sin cuaidado la intención de tu hermano y la tuya al hacer esa propuesta, o más bien no trato de adivinarla, y doy por supuesta la buena intención que expresa la propuesta; de hecho, en el texto hablo de "bienintencionada", pero la sigo considerando absurda e ineficaz.



Aunque espero equivocarme y ver a muchos de vosotros haciéndo críticas constructivas (porque encima es lo que pedimos, hacer un debate de que esta mal o bien de la iniciativa, contando con todos)

Pues yo veo criticas en todo lo escrito aquí. Y dicen lo que está mal, así que no entiendo que quieres decir con "constructivas"

En serio, por que, a estas alturas, ya no me deprimo por nada.

Pues deprimirte no te deprimiras, pero desde luego te da para escribir cada cosa sobre los demás...

Pero es como si me moviera en un medievo oscurantista entre superticiosos e inquisidores, bandos estancos.
en la vida real, bajar a ella, existimos gente normal.


¿La gente normal no critica lo que le parece mal? No quiero esa normalidad, gracias.

Y a esas personas nos preocupan las preguntas existenciales, y queremos que se investiguen y estudien. Unas podrán hacerse, otras no.Para ello habrá que estudiar la manera de sentar bases, de ver que se necesita, de aplicar conocimientos ya adquiridos en la base histórica de otras docencias.
Y eso, simplemento eso , es la iniciativa.
Un llamamiento a que se empiece a pensar sobre ello.



Y la iniciativa comete multitud de errores. Y no es uno d elos más pequeños esa presunción acerca de que "se empiece" a pensar sobre ello, como si no existiera la historia del pensamiento con multitud de reflexiones acerca del pensamiento mágico, de la necesidad de rigor metodólogico, etc. L existencia de las actuales disciplinas no es una casualidad ni el resultado de un capricho o una arbitrariedad. Todo lo que compone el "mundo del misterio" y los "fenómenos extraños" ha sido ya tratado y ha obtenido un veredicto negativo. Y se repite cada vez que se le aplica un cierto rigor gnoseológico. Tu propuesta no ayuda a cambiar esto, solo pretende esquivar ese veredicto.