martes, noviembre 09, 2004

Todos los cuerpos fuera. Instituto Internacional de Proyecciología y Concienciología.

Wagner Alegretti es Presidente de la IAC (Academia Internacional de la Conciencia) y fue uno de los fundadores del IIPC – Instituto Internacional de Proyecciología y Concienciología - en 1988 y fue miembro de su consejo directivo durante 5 años.

Este artículo aparece publicado en las páginas del IIPC y lleva por título "Usted Mismo Fuera de su Cuerpo".

En las páginas de ambas instituciones aparecen continuas referencias a la ciencia, pero no hay manera de encontrar ciencia por ninguna parte.

Este artículo es una introducción a la teoría y práctica de la proyección de algún tipo de ente que contiene nuestra personalidad fuera de nuestro cuerpo.O al menos de uno de nuestros cuerpos, porque según este artículo tenemos varios:

...mentalsoma (cuerpo mental), y del psicosoma (cuerpo emocional), se une al soma (cuerpo físico), por medio del holochakra (cuerpo energético).

Para Alegretti, la clave de la felicidad es esta:

...para vivir mejor, desarrollando aquí en la dimensión física nuestros atributos superiores, y superando los determinismos genéticos y mesológicos para cumplir nuestra proexis (programación existencial), tenemos que aprender a dominar nuestras bioenergías.

La bioenergía, además, cumple una función adicional:

el dominio de las bioenergías, que puede ser alcanzado por cualquier persona a partir de técnicas específicas (algunas de las cuales van a ser abordadas ahora) es el punto de partida para la ejecución práctica, controlada y segura de las proyecciones conscientes.

Esto supone que es posible salir del cuerpo de manera involuntaria, descontrolada e insegura. Y, efectivamente, en algunos lugares del sitio del IIPC se asegura que muhcas personas salen de sus cuerpos- supongo que del soma- durante lo que los sujetos creen que es el sueño normal.

Pero, ¿Qué es la bioenergía?

De manera didáctica, para facilitar el estudio, la Concienciología y la Proyecciología clasifican la bioenergía en dos formas básicas: Energía Inmanente y Energía Conciencial.
La Energía Inmanente sería la forma de bioenergía natural, primaria, básica, impersonal, no alterada por las conciencias humanas, dispersa y omnipresente en todo el universo físico y en todas las dimensiones concienciales extrafísicas. Siendo multiforme, puede presentarse en forma telúrica (procedente de la tierra), cósmica (del espacio interestelar) y extrafísica (de otras dimensiones), entre otras.
La Energía Conciencial es aquella que fue inmanente, absorbida y aplicada por la conciencia en cualquiera de sus formas de manifestación (intenciones, pensamientos, sentimientos, emociones, actos, y otras). Por lo tanto en nuestro nivel evolutivo, somos capaces de absorber ambas formas de energía, aunque solamente circulemos y exterioricemos las energías concienciales.


Si esto le suena a conceptos religiosos o esotéricos disfrazados de terminología seudocientífica, no se asuste, la razón es la siguiente:

Posee una gama extensa de sinónimos, lo cual denota su universalidad, y en términos generales es lo mismo que: akasha (India), axé (Africa), bioplasma (V.S. Grischenko), chi (acupuntura China), energía astral, energía biopsíquica, energía cósmica, entropía negativa (Erwin Schrodinger), fluido magnético (F.A. Mesmer), fluido psíquico, fluido vital (Allan Kardek), fuerza etérica (radiestesistas), fuerza vital (C.F.S. Hahnemann), líbido (S. Freud), luz astral (H.P. Blavatsky), magnetismo animal (F.A. Mesmer), od ( K.L. von Reichenbach), orgonio (W. Reich), prana (yoguis India) y sincronicidad (C.G. Jung).

Así que la líbido de Freud equivale al magnetismo animal de Mesmer, estos son lo mismo que el axé del animismo africano y todos ellos hablan de lo mismo que Reich y su orgonio. Ninguno de estos conceptos se sostiene. El que no es religiosos carece del menor soporte que no sea especulativo cuando no ha sido directamente refutado. Y además, el único concepto científico realmente citado, la entropía negativa, es mal comprendido o interpretado. La entropía mide el desorden del mundo. La entropía no es negativa, lo que es negativo es la variación de la entropía. Por lo tanto, una "variación negativa de entropía" significa que ha aumentado el orden. El mismo Schrodinger habló de su desacuerdo con la expresión "entropía negativa" aduciendo que sería más correcto haber usado "energía libre" en su escrito. La entropía, por otra parte, es un concepto estadístico de orden y desorden y es perfectamente medible. A pesar de ello, no hay ni un solo método de detección o medida de la bioenergía que nos ofrezca el artículo o cualquier otro escrito que encontramos en esas páginas.

En realidad estamos ante unos conceptos que solo se basan en la interpretación de unas experiencias personales de su creador, Waldo Viera, el cual asegura que viaja fuera de su cuerpo desde los nueve años. La parte "práctica" de la proyección astral, a pesar de las analogías que el autor hace con el entrenamiento deportivo, no pasa de ser una especie de ritual no demasiado diferente de las prácticas de meditación y relajamiento orientales conocidas.

Al final del artículo, el autor hace una recomendación que constituyen las más lúcidas palabras de todo el texto:

"No crea en nada. Ni siquiera en lo que le digamos aquí en el Instituto."

IAC

IIPC

El artículo.

1 comentario:

Anónimo dijo...

Hola Josué,

El sitio actual del IIPC es: www.iipc.org

Gracias!

Rodrigo.